EspañolEnglishPortugúes

   Triple Torsión

ESTE SISTEMA SE EMPLEA CUANDO LAS ROCAS
SUSCEPTIBLES DE DESPRENDERSE Y SUS FRAGMENTOS
NO SON INFERIORES A LA PROPIA ABERTURA DE LA MALLA,
NI MAYORES DE 0,5 M DE DIÁMETRO

En taludes moderadamente escarpados o aquellos en los que la vegetación puede crecer, la malla se colocará lo más pegada posible al talud. En taludes muy escarpados o próximos a la vertical, la malla se debe anclar en la cabecera del talud, no en la propia pared rocosa, porque así las rocas pueden deslizar entre el talud y la malla y quedar retenidas al pie del talud.

El factor clave es, por tanto, tener un anclaje continuo y seguro en la cabecera del talud para que las rocas desprendidas se depositen en su pie.

La malla de Triple Torsión es la solución ideal porque aporta flexibilidad en todas las direcciones y, aunque se rompa uno de los alambres, la malla no se deshace como ocurriría con la malla de Simple Torsión.

Las mallas de Triple Torsión se fabrican con alambre Galfan®, la mejor garantía de durabilidad
p_tripletor_tabla_01p_galfan_tabla_01